Baylor Health Care SystemAbout B
 
¿Necesita algo? Llámenos al: 1.800.4BAYLOR(1.800.422.9567)
Tamaño del texto:

Condiciones tratadas 

Dolores y Problemas del PieFoot Pain and Problems

Dolor y problemas en los pies

Anatomía del pie
Haga clic en la imagen para ampliarla

Anatomía del pie

El pie es una de las partes más complejas del cuerpo, que consta de 26 huesos unidos por numerosas articulaciones, músculos, tendones y ligamentos. El pie es susceptible a muchas tensiones. Los problemas en el pie pueden causar dolor, inflamación o lesión, lo que resulta en movimiento y movilidad limitados.

¿Cuáles son los diferentes tipos de problemas en los pies?

El dolor en el pie es a menudo causado por una función inadecuada. El calzado inadecuado puede empeorar y, en algunos casos, provocar problemas en los pies. El calzado que le quede bien y le de un buen soporte puede evitar irritaciones en las articulaciones del pie y la piel. Hay muchos tipos de problemas del pie que afectan al talón, los dedos de los pies, los nervios, los tendones, los ligamentos y las articulaciones del pie.

Los síntomas de los problemas del pie pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para obtener un diagnóstico preciso.

¿Qué son los espolones calcáneos?

El espolón calcáneo es un crecimiento óseo en el hueso del talón. Por lo general se encuentra en la parte inferior del hueso del talón, donde se une a la fascia plantar, una banda de tejido conjuntivo que va desde el talón hasta la punta del pie. Este tejido conectivo sostiene el arco y actúa como un absorbedor de choques durante la actividad. Si la fascia plantar está sobrecargada de correr, el uso de calzado que no ajusta bien o el exceso de peso, el dolor puede ser el resultado de la tensión y la inflamación del tejido que tira del hueso. Con el tiempo, el cuerpo construye hueso adicional en respuesta a este estrés que resulta en los espolones del talón. Las opciones de tratamiento pueden incluir lo siguiente:

  • Reposo

  • Compresas frías

  • Medicamentos antiinflamatorios, como el ibuprofeno

  • Estiramiento adecuado antes de la actividad

  • Calzado o plantillas para calzado adecuadas

  • Inyecciones de corticosteroides

  • Cirugía (para condiciones prolongadas más graves)

¿Qué es un callo?

Los callos son crecimientos amarillentos que se desarrollan en la parte superior de los dedos del pie. Los callos se desarrollan a causa del abuso o el estrés. A menudo, un callo se desarrolla en el dedo que roza el calzado u otro dedo. Los callos pueden causar gran incomodidad y dolor. El tratamiento puede incluir:

  • Recorte el callo mediante el afeitado de las capas de piel muerta

  • Colocación de almohadillas en la zona de callo

  • El uso de calzado más grande para que quepa el pie cómodamente sin fricción

  • Cirugía

Para evitar la aparición de callos se aconseja comprar calzado que calce adecuadamente.

¿Qué es un juanete?

Un juanete es una protuberancia ósea o de tejido alrededor de una articulación. Los juanetes pueden ocurrir en la base del dedo gordo del pie o en la base del dedo pequeño del pie, y con frecuencia se producen cuando la articulación tiene presión por un período de tiempo. Las mujeres se ven afectadas con mayor frecuencia, ya que pueden usar calzado apretado, puntiagudo y cerrado. Los juanetes pueden ser también consecuencia de la artritis que suele afectar a la articulación del dedo gordo.

El tratamiento de juanetes puede variar en el dolor y la deformidad. El tratamiento puede incluir:

  • Usar calzado cómodo que se ajuste bien (sobre todo calzado que se adapte a la forma del pie y no lo apriete demasiado)

  • Cirugía (para el dolor, no con fines cosméticos)

  • La aplicación de almohadillas en la zona afectada

  • Medicamentos, tal como el ibuprofeno

¿Qué es el neuroma de Morton?

Un neuroma de Morton es una acumulación de tejido benigno (no canceroso) en los nervios que corren entre los huesos largos del pie. El neuroma de Morton se produce cuando dos huesos se rozan y aprietan el nervio entre ellos. Muy a menudo, los neuromas se desarrollan entre los huesos que conducen al tercer y cuarto dedo del pies. El neuroma de morton a menudo causa hinchazón, sensibilidad y dolor. Si el dolor se vuelve intenso, puede provocar hormigueo, entumecimiento y ardor en los dedos de los pies. Por lo general ocurre después de estar parado o caminar por un largo período de tiempo. El tratamiento para esta condición puede incluir reposo y/o un cambio en el calzado que no restrinja el pie. Si el problema persiste, las inyecciones de cortisona y/o la cirugía pueden considerarse.

¿Qué es el dedo en martillo?

Un dedo en martillo es una condición en la que el dedo se encorva, haciendo que la articulación media del dedo protuya. Esta condición a menudo se ve agravada por calzado ajustado que ejercen presión sobre el dedo en martillo. A menudo aparecen callosidades en este sitio. El tratamiento del dedo en martillo puede incluir:

  • La aplicación de una almohadilla de dedo del pie sobre la protuberancia ósea

  • Cambiar su calzado para acomodar el dedo del pie deforme

  • La extirpación quirúrgica

Dibujo que demuestra los tres ligamentos comprometidos en los esguinces/torceduras del tobillo
Haga clic en la imagen para ampliarla

¿Qué es un esquince de tobillo?

Un esguince de tobillo es una lesión en los ligamentos del pie en el tobillo. Los ligamentos son bandas resistentes de tejido elástico que conectan los huesos entre sí. Pueden producirse esguinces de tobillo si el tobillo se tuerce, gira o torna más allá de su rango normal de movimiento. Los esguinces de tobillo pueden ser causados ​​por la colocación torpe del pie, superficies irregulares, debilidad de los músculos, ligamentos sueltos o usar calzado con tacones de aguja. Los síntomas de un esguince dependerá de cuán gravemente se estiran o se desgarran los ligamentos, pero generalmente incluyen hinchazón, dolor o moretones. El tratamiento dependerá de la gravedad del esguince, pero puede incluir:

  • Reposo del tobillo

  • Envolver el tobillo con una venda elástica o cinta

  • Aplicación de bolsas de hielo (para reducir la inflamación)

  • La elevación del tobillo

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno para ayudar a reducir el dolor y la inflamación 

  • Regreso gradual a caminar y hacer ejercicio

  • Una bota de yeso (para esguinces moderados)

  • Cirugía (para esguinces severos)

  • Fisioterapia

¿Qué es una fractura de pie?

Con 26 huesos en un solo pie, casi cualquiera de ellos puede quebrase. Muchas fracturas no requieren cirugía, ni siquiera un yeso, puesto que se curan por sí solas con algún apoyo. Cuando se fractura el pie, el sitio de la fractura suele producir dolor e hinchazón. El sitio de la fractura determinará el curso del tratamiento, si es necesario, incluidos los siguientes:

  • Fracturas articulares del tobillo. Estas fracturas pueden ser graves y requieren atención médica inmediata. Las fracturas de tobillo suelen requerir un yeso y algunas pueden requerir cirugía si los huesos están demasiado separados o mal alineados.

  • Fracturas óseas del metatarso. Las fracturas de los huesos del metatarso, situado en la parte media del pie, a menudo no requieren un yeso. Un calzado con suela rígida puede ser todo lo que se necesita para apoyo medida que el pie sane. A veces, se necesita cirugía para corregir los huesos o segmentos fracturados.

  • Fracturas de los huesos sesamoideos. Los huesos sesamoideos son 2 huesos pequeños y redondos situados en el extremo del hueso metatarsiano del dedo gordo del pie. Por lo general, una suela acolchada puede ayudar a aliviar el dolor. Sin embargo, a veces, el hueso sesamoideo puede tener que ser extirpado quirúrgicamente.

  • Fracturas del dedo del pie. Las fracturas de los dedos del pie normalmente puede sanar con o sin un yeso.

¿Qué es el dolor en el pie?

El dolor de pies puede ser debilitante para un estilo de vida activo. El dolor de pies puede tener muchas causas, desde fracturas y esguinces hasta daños en los nervios. A continuación se encuentra 3 áreas comunes de dolor en el pie y sus causas:

  • Dolor en el metatarso. El dolor en el metatarso, situado en la parte inferior del pie detrás de los dedos de los pies, puede ser consecuencia de daños en el nervio o la articulación en esa zona. Además, un crecimiento benigno (no canceroso), tales como el neuroma de Morton, puede causar el dolor. Las inyecciones de corticosteroides y el uso de calzado con refuerzos pueden ayudar a aliviar el dolor. A veces, la cirugía es necesaria.

  • La fascitis plantar. La fascitis plantar se caracteriza por dolor severo en el talón del pie, especialmente al ponerse de pie después de descansar. La condición se debe a una lesión por sobreuso de la superficie de la planta (plantar) de los pies y genera la inflamación de la fascia, una banda dura y fibrosa de tejido que conecta el hueso del talón hasta la base de los dedos del pie.

    La fascitis plantar es más común en las mujeres, las personas con sobrepeso, personas con ocupaciones que requieren mucha caminata o estar de pie sobre superficies duras, las personas con pies planos y las personas con arcos altos. Caminar o correr, en especial con los músculos tensos en la pantorrilla, también pueden causar esta condición.

    El tratamiento puede incluir:

    • Reposo

    • Aplicaciones de compresas de hielo

    • Medicamentos ant-inflamatorios no esteroideos

    • Ejercicios de estiramiento de los tendones de Aquiles y la fascia plantar

  • Lesión en el tendón de Aquiles. El tendón de Aquiles es el tendón más largo del cuerpo humano. Conecta el músculo de la pantorrilla con el hueso del talón. Sin embargo, este tendón es también el lugar más frecuente de ruptura o tendinitis, una inflamación del tendón por uso excesivo.

    La tendinitis de Aquiles es causada por el uso excesivo de los músculos y tendones de la pantorrilla. Los síntomas pueden incluir dolor leve después del ejercicio que aumenta gradualmente, rigidez que desaparece después de que el tendón se calienta y la hinchazón. El tratamiento puede incluir:

    • Reposo

    • Medicamentos ant-inflamatorios no esteroideos

    • Dispositivos de soporte y/o vendajes para el músculo y el tendón

    • Estiramiento

    • Masaje

    • Ultrasonido

    • Ejercicios de fortalecimiento

    • Cirugía

Dolor de tobillo

El dolor en el tobillo a menudo se debe a un esguince de tobillo, pero también puede ser causado por otros problemas.

Más información

ArtritisArthritis

Artritis

¿Qué es la artritis?

La artritis y otras enfermedades reumáticas son caracterizadas por el dolor, la hinchazón, y el movimiento limitado en empalmes y tejidos finos conectivos en el cuerpo. Según los Centros para el Control y la Prevención de la Enfermedad (CDC en inlgés), casi 50 millones de personas estaunidenses tienen cierta forma de artritis o de síntomas comunes crónicos.

Hombre mayor frotando las manos juntas

La artritis, que significa literalmente la inflamación de un empalme (donde dos o más huesos unen), refiere realmente a más de 100 diversas enfermedades. Las enfermedades reumáticas incluyen cualquier enfermedad que haga dolor, tiesura, e hinchazón en empalmes u otras estructuras de apoyo del cuerpo, tales como músculos, los tendones, los ligamentos, y los huesos.

La artritis y otras enfermedades reumáticas a menudo se asocian equivocadamente a vieja edad, porque la osteoartritis (la forma más común de artritis) ocurre más a menudo entre personas mayores. Sin embargo, la artritis y otras enfermedades reumáticas afectan a gente de todas las edades.

La artritis es generalmente crónica, que significa que cambia raramente, o progresa lentamente. Las causas específicas para la mayoría de las formas de artritis todavía no se saben.

¿Cuáles son las partes de una articulación?

Las articulaciones son las áreas en las cuales se unen dos o más huesos. La mayor parte de las articulaciones son móviles, por lo que permiten que los huesos puedan moverse. Las articulaciones están formadas por lo siguiente:

  • Cartílago. Tipo de tejido que cubre la superficie de un hueso en una articulación. El cartílago ayuda a reducir la fricción que producen los movimientos en una articulación.

  • Membrana sinovial. Un tejido que reviste la articulación. La membrana sinovial secreta líquido sinovial (un líquido transparente y pegajoso) alrededor de la articulación para lubricarla.

  • Ligamentos. Los ligamentos fuertes (bandas de tejido conectivo fuerte y elástico) rodean la articulación para sostenerla y limitar sus movimientos.

  • Tendones  Los tendones (otro tipo de tejido conectivo duro), situados a ambos lados de la articulación, se conectan a los músculos que controlan los movimientos de la misma.

  • Bursas. Bolsas llenas de líquido situadas entre los huesos, ligamentos u otras estructuras adyacentes, que ayudan a amortiguar la fricción en una articulación.

¿Cuáles son los tipos más comunes de artritis?

Las tres formas de artritis más comunes son las siguientes:

  • Osteoartritis. El tipo más común de artritis. Se trata de una enfermedad crónica que afecta a las articulaciones, en especial a las que soportan el peso del cuerpo, como la rodilla, la cadera y la columna vertebral. La osteoartritis se caracteriza principalmente por la destrucción del cartílago y el estrechamiento de espacio articular. También puede incluir sobrecrecimiento óseo, estimular la formación, y la disminución de la función. Aparece en la mayoría de las personas con el envejecimiento, aunque también puede afectar a personas jóvenes como consecuencia de una lesión o uso excesivo.

  • Fibromialgia. Dolor crónico y generalizado de los músculos y de los tejidos blandos que rodean las articulaciones de todo el cuerpo.

  • Artritis reumatoide. Enfermedad inflamatoria que afecta al revestimiento de la articulación (sinovia). La inflamación puede afectar a todas las articulaciones.

Otras formas de artritis, o de trastornos afines, incluyen las siguientes:

  • Gota. Se produce como consecuencia de un defecto de la actividad química del cuerpo (como la presencia de ácido úrico en el líquido de las articulaciones). Esta condición dolorosa suele afectar a las articulaciones pequeñas, y en especial al dedo gordo del pie. En general, se puede controlar con medicamentos y cambios en la dieta.

  • Lupus eritematoso sistémico (lupus). Enfermedad autoinmunológica crónica muy grave que se caracteriza por episodios periódicos de inflamación y daño en articulaciones, tendones, otros tejidos conectivos y algunos órganos, incluyendo el corazón, los pulmones, los vasos sanguíneos, el cerebro, los riñones y la piel.

  • Esclerodermia. Enfermedad my grave del tejido conectivo del cuerpo que produce un engrosamiento y endurecimiento de la piel.

  • Espondilitis anquilosante. Enfermedad que afecta a la columna vertebral y provoca la fusión de los huesos de la columna vertebral.

  • Artritis reumatoide juvenil(su sigla en inglés es JRA). La artritis reumatoide juvenil (su sigla en inglés es JRA) es una forma de artritis que se presenta en los niños de hasta 16 años y que produce inflamación y rigidez en las articulaciones durante más de seis semanas. A diferencia de la artritis reumatoide de los adultos, que es crónica y dura toda la vida, los niños suelen superar la artritis reumatoide juvenil. Sin embargo, la enfermedad puede afectar al desarrollo de los huesos en los niños en edad de crecimiento.

¿Cuáles son los síntomas de la artritis?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la artritis. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Dolor y rigidez en las articulaciones.

  • Hinchazón en una o más articulaciones.

  • Dolor o molestias continuas o recurrentes o aumento de sensibilidad en una articulación.

  • Dificultad para utilizar o mover una articulación de forma normal.

  • Calor y enrojecimiento en una articulación.

Los síntomas de la artritis pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la artritis?

Además del examen físico y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar la artritis pueden incluir los siguientes:

  • Rayos X u otros exámenes por imágenes. Para averiguar el alcance del daño sufrido por la articulación.

  • Exámenes de sangre y otros exámenes de laboratorio que incluyen los siguientes:

    • Examen de anticuerpos antinucleares (su sigla en inglés es ANA). Para determinar los niveles de anticuerpos en la sangre.

    • Artrocentesis o aspiración de una articulación. Para obtener una muestra de líquido sinovial con el fin de determinar la presencia de cristales, bacterias o virus.

    • Recuento sanguíneo completo. Para determinar si los niveles de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas son normales.

    • Creatinina. Para controlar una posible enfermedad subyacente de los riñones.

    • Velocidad de sedimentación. Para detectar inflamaciones.

    • Hematócrito. Para medir la cantidad de glóbulos rojos.

    • Examen del factor reumatoide. Para determinar si el factor reumatoide está presente en la sangre.

    • Análisis de orina. Para determinar los niveles de proteínas, glóbulos rojos, glóbulos blancos y cilindros.

    • Recuento de glóbulos blancos. Para determinar los niveles de glóbulos blancos en la sangre.

  • Biopsia del piel. Para diagnosticar un tipo de artritis que afecta a la piel, como el lupus o la artritis psoriásica. 

  • Biopsia muscular. Para diagnosticar artritis o enfermedad reumática, como la polimiositis y vasculitis.

Rehabilitación para artritis

Un programa de rehabilitación para la artritis está diseñado para satisfacer las necesidades del paciente individual, dependiendo del tipo y la gravedad de la artritis. Participación activa del paciente y la familia es vital en el éxito del programa.

El objetivo de la rehabilitación de la artritis es ayudar al paciente a recuperar el máximo nivel de funcionalidad e independencia posible y mejorar la calidad de vida en general—física, emocional y social.La rehabilitación se centra en aliviar el dolor y el aumento de movimiento en la articulación afectada.

Para poder conseguir dichos objetivos, los programas de rehabilitación para la artritis pueden incluir los siguientes:

  • Ejercicios y control del dolor e hinchazón de las articulaciones.

  • Ejercicios para mejorar la movilidad (movimiento) y la condición física.

  • Terapia de frío y calor.

  • Masaje.

  • La estimulación nerviosa eléctrica transcutánea para aliviar el dolor.

  • Acupuntura.

  • El control del estrés y apoyo emocional.

  • Inmovilización de las articulaciones y métodos para proteger las articulaciones de más daño, degeneración y deformidades.

  • Asesoramiento nutricional para mejorar el control de peso.

  • El uso de dispositivos de asistencia.

  • Educación para el paciente y la familia.

Rehabilitación desués del reemplozo de la articulación

El objetivo de la cirugía de reemplazo de cadera y la rodilla es mejorar la función de la articulación. La recuperación completa después del reemplazo de la articulación suele tomar alrededor de 3 a 6 meses, dependiendo del tipo de cirugía, salud general del paciente y el éxito de la rehabilitación.

Programas de rehabilitación después de un reemplazo de articulación puede incluir lo siguiente:

  • Ejercicios para mejorar la movilidad (movimiento) y la condición física.

  • El entrenamiento de la marcha (caminar).

  • El manejo del dolor.

  • Asesoramiento nutricional para mejorar el control de peso.

  • El uso de dispositivos de asistencia.

  • Educación para el paciente y la familia.

El equipo de rehabilitación para artritis

Los programas de rehabilitación para artritis se pueden llevar a cabo como paciente ambulatorio o hospitalizado. Muchos profesionales capacitados forman parte del equipo de rehabilitación para la artritis, incluyendo algunos o todos de los siguientes:

  • Médico ortopedista / cirujano ortopédico.

  • Reumatólogo.

  • Médico de atención primaria (por ejemplo, la medicina de familia o medicina interna).

  • Enfermera de rehabilitación.

  • Dietista.

  • Terapeuta físico.

  • Terapeuta ocupacional.

  • Trabajador social.

  • Psicólogo / psiquiatra.

  • Terapeuta recreativo.

  • Terapeuta vocacional.

Artritis

La artritis es la inflamación de una o más articulaciones. Hay más de 100 tipos de artritis.

Más información

Lesiones de los Ligamentos de la RodillaLigament Injuries to the Knee

Lesiones de ligamento de la rodilla

¿Qué son los ligamentos de la rodilla?

Hay 4 ligamentos importantes en la rodilla. Los ligamentos son bandas elásticas de tejido que conectan los huesos entre sí y proporcionan estabilidad y fuerza a la articulación. Los cuatro ligamentos principales en la rodilla conectan el fémur (hueso del muslo) con la tibia (espinilla) e incluyen lo siguiente:

Anatomía de la articulación de la rodilla, mostrando ligamentos
Haga clic en la imagen para ampliar

  • Ligamento cruzado anterior (LCA). El ligamento, ubicado en el centro de la rodilla, que controla la rotación y el movimiento hacia adelante de la tibia (espinilla).

  • Ligamento cruzado posterior (LCP). El ligamento, ubicado en la parte posterior de la rodilla, que controla el movimiento hacia atrás de la tibia (espinilla).

  • Ligamento colateral medial (LCM). El ligamento que da estabilidad a la rodilla interna.

  • Ligamento colateral lateral (LCL). El ligamento que da estabilidad a la rodilla externa.

¿Cómo se lesionan los ligamentos cruzados?

El ligamento cruzado anterior (LCA) es uno de los ligamentos que se lesiona más comúnmente. El LCA se distiende o desgarra a menudo durante una movimiento repentino de torsión (cuando los pies quedan plantados en un lugar pero las rodillas giran en sentido contrario) Deportes como el esquí, básquetbol y fútbol tienen un riesgo más elevado de lesiones de LCA

El ligamento cruzado posterior (LCP) es también un ligamento que se lesiona comúnmente. Sin embargo, la lesión del LCP usualmente ocurre con impacto repentino, directo como en un accidente automovilístico o durante una tacleada de fútbol.

¿Cuáles son los síntomas de la lesión del ligamento cruzado?

A menudo, una lesión del ligamento cruzado no causa dolor. En lugar de eso, puede que la persona oiga un sonido de ruptura en el momento que ocurre la lesión, seguido del aflojamiento de la pierna al intentar pararse e hinchazón. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas en forma diferente.

Los síntomas del ligamento cruzado pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para un diagnóstico.

¿Cómo se lesionan los ligamentos colaterales?

El ligamento colateral medial se lesiona más a menudo que el ligamento colateral lateral. Las lesiones de distensión y desgarro de los ligamentos colaterales son causadas usualmente por un golpe en el lado externo de la rodilla, como cuando se juega hockey o fútbol.

¿Cuáles son los síntomas de la lesión del ligamento colateral?

En forma similar a las lesiones de ligamento cruzado, una lesión al ligamento colateral causa que la rodilla suene y se desplome, y produce dolor e hinchazón.

Los síntomas del ligamento colateral pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la lesión de ligamento de la rodilla?

Además de una historia clínica y un examen físico completos, los procedimientos de diagnóstico para los problemas de ligamentos de rodilla pueden incluir lo siguiente:

  • Rayos X. Una prueba de diagnóstico que usa rayos de energía electromagnéticos invisibles para producir imágenes de tejidos internos, huesos y órganos en película para descartar una lesión al hueso en lugar de una lesión del ligamento o en adición a esta.

  • Imagen por resonancia magnética (IRM). Un procedimiento de diagnóstico que usa una combinación de grandes magnetos, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de órganos y estructuras dentro del cuerpo; puede a menudo determinar daño o enfermedades en huesos o ligamento o músculo cercanos.

  • Artroscopía. Un procedimiento de diagnóstico y tratamiento mínimamente invasivo utilizado para condiciones de una articulación. Este procedimiento usa un pequeño tubo óptico iluminado (artroscopio) que se inserta en la articulación a través de una pequeña incisión practicada en la articulación. Se proyectan en una pantalla imágenes del interior de la articulación; usadas para evaluar cualquier cambio degenerativo o artrítico en la articulación; para detectar enfermedades y tumores del hueso; para determinar la causa del dolor y la inflamación de los huesos.

Tratamiento para lesiones de ligamento de rodilla

Su médico determinará el tratamiento específico para el ligamento de rodilla sobre la base de:

  • Su edad, salud general e historia clínica

  • Alcance de la lesión

  • Su tolerancia a medicamentos, procedimientos y terapias específicas

  • Expectativas para el curso de la lesión

  • Su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir:

  • Medicamentos como ibuprofeno

  • Ejercicios de estiramiento muscular

  • Rodillera protectora (para usar durante el ejercicio)

  • Aplicación de compresas frías (para reducir la hinchazón)

  • Cirugía

Lesiones de ligamentos de la rodilla

Las lesiones de ligamentos de la rodilla pueden incluir daño en el ligamento cruciforme anterior (el más común), el ligamento colateral mediano, el ligamento colateral lateral o el ligamento posterior cruciforme.

Más información

FracturasFractures

Fracturas

¿Qué es una fractura?

Una fractura es una ruptura parcial o total del hueso. Cuando se produce una fractura, esta se clasifica como abierta o cerrada:

  • Fractura abierta (también llamada fractura compuesta). El hueso sale y es visible a través de la piel, o una herida profunda que expone el hueso a través de la piel.

  • Fractura cerrada (también denominada fractura simple). El hueso se rompe, pero la piel permanece intacta.

Las fracturas tienen una variedad de nombres. A continuación se muestra una lista de los tipos más comunes que se pueden presentar:

  • Tallo verde. Esta es una fractura incompleta. Una porción del hueso se rompe, provocando que el otro lado se doble. Este tipo de fractura es más común en los niños.  

Dibujo de la fractura en tallo verde
Haga clic en la imagen para ampliarla

  • Transversa. La ruptura se produce en línea recta perpendicular al hueso.

Dibujo de la fractura transversa
Haga clic en la imagen para ampliarla

  • Espiral. La ruptura en espiral alrededor del hueso; frecuente en las lesiones por torsión.

Dibujo de la fractura espiral
Haga clic en la imagen para ampliarla

  • Oblicua. La ruptura es diagonal a través del hueso.

Dibujo de la fractura oblicua
Haga clic en la imagen para ampliarla

  • Compresión. El hueso se aplasta, provocando la fractura de hueso se vuelva más ancho o más plano.

Dibujo de una fractura por compresión
Haga clic en la imagen para ampliarla

  • Conminuta. La ruptura se produce en 3 o más piezas y fragmentos están presentes en el sitio de la fractura.

  • Segmentaria. El mismo hueso se fractura en dos sitios, por lo que queda un segmento "flotante".

¿Qué causa una fractura?

Las fracturas se producen cuando hay más fuerza aplicada al hueso que la que el hueso puede absorber. Las rupturas de los huesos pueden se consecuencia de caídas, traumatismos o como resultado de un golpe directo o patada al cuerpo.

¿Cuáles son los síntomas de una fractura?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de una fractura. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor en la zona lesionada

  • Hinchazón en la zona lesionada

  • Deformación evidente de la zona lesionada

  • Dificultad para utilizar o mover la zona lesionada de una manera normal

  • Calor, moretones o enrojecimiento en la zona lesionada

Los síntomas de un hueso roto pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para obtener un diagnóstico preciso.

¿Cómo se diagnostica una fractura?

Además de una historia médica completa (que incluye preguntar cómo se produjo la lesión) y el examen físico, los procedimientos para diagnosticar una fractura pueden incluir los siguientes:

  • Radiografías. Un examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para producir imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa.

  • Resonancia magnética (MRI, por su sigla en inglés). Procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo.

  • Tomografía computarizada (también llamada escáner CT o CAT, por su sigla en inglés). Procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de radiografía y tecnología informática para obtener imágenes horizontales o axiales (a menudo llamadas "cortes") del cuerpo. Una tomografía computarizada muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluyendo los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. Las tomografías computarizadas muestran más detalles que las radiografías generales.

Tratamiento de las fracturas

El tratamiento específico de una fractura lo determinará su médico según lo siguiente:

  • Localización y tipo de fractura

  • Su edad, su estado general de salud y su historia clínica

  • La gravedad del trastorno

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • las expectativas respecto de la evolución del trastorno

  • su opinión o preferencia

El objetivo del tratamiento es controlar el dolor, promover la curación, evitar complicaciones y restablecer el uso normal de la zona fracturada.

Una fractura abierta (una en la que el hueso sale y es visible a través de la piel, o una herida profunda que expone el hueso a través de la piel) se considera una emergencia. Busque atención médica inmediata para este tipo de fracturas.

El tratamiento puede incluir:

  • Férula o yeso. Esto inmoviliza la zona lesionada para facilitar la alineación de los huesos y la curación para proteger la zona lesionada se use o mueva.

  • Medicamentos. Se toman para controlar el dolor.

  • Tracción. La tracción es la aplicación de una fuerza para estirar ciertas partes del cuerpo en una dirección específica. Mediante poleas, cuerdas, pesas y un marco metálico puesto o en la cama. El propósito de la tracción es estirar los músculos y tendones alrededor del hueso roto para permitir los extremos del hueso se alineen y sanen.

  • Cirugía. Se puede requerir cirugía para colocar ciertos tipos de huesos en su lugar. De vez en cuando, la fijación interna (varillas de metal o clavos situados dentro del hueso) o dispositivos de fijación externa (varillas de metal o clavos situados fuera del cuerpo) se utilizan para sujetar los fragmentos de hueso en su lugar para permitir la alineación y curación.

El tabaquismo y el sistema musculoesquelético

Consumo de tabaco afecta significativa en el sistema músculoesquelético. El tabaco y la nicotina aumentan el riesgo de fracturas de huesos e interfieren con el proceso de curación, de acuerdo a un creciente cuerpo de investigación. La nicotina puede demorar la consolidación de la fractura, la eficacia del estrógeno y puede contrarrestar las propiedades antioxidantes de la vitamina C. De acuerdo con la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos, se revisó la investigación sobre el tema del tabaquismo y sus efectos sobre el sistema músculoesquelético. Algunos de los problemas ortopédicos causados por el tabaquismo incluyen:

  • Degeneración discal más grave

  • Aumento del riesgo de una fractura de cadera con la edad

  • Una asociación con el dolor de espalda baja

  • Ligamentos espinales debilitados

  • Reducción en la producción de las células óseas

  • Pérdida ósea más rápida en mujeres postmenopáusicas

  • Fracturas que tardan más en sanar

  • La asociación con la enfermedad del manguito rotador 

  • Tiempo de curación más largo de las incisiones quirúrgicas

  • Más complicaciones postoperatorias

  • Fusión espinal tardía

Sin embargo, dejar de fumar parece mejorar el proceso de curación en muchos casos.

Fracturas

Una fractura ocurre cuando un hueso está rajadoa o quebradoa. Hay varios tipos de fracturas.

Más información

Anatomía de una ArticulaciónAnatomy of a Joint

Anatomía de una articulación

Ilustración de la anatomía de la articulación de la cadera
Haga clic en la imagen para ampliarla.

Las articulaciones son las áreas donde se encuentran dos o más huesos. La mayoría de las articulaciones son móviles y permiten que los huesos se muevan. Las articulaciones constan de lo siguiente:

  • Cartílago. Un tipo de tejido que cubre la superficie de un hueso en la articulación. Los cartílagos ayudan a reducir la fricción del movimiento dentro de una articulación.

  • Membrana sinovial. Un tejido denominado membrana sinovial reviste la articulación y la sella en una cápsula articular. La membrana sinovial secreta el líquido sinovial (un fluido transparente y pegajoso) alrededor de la articulación para lubricarla.

  • Ligamentos. Existen ligamentos resistentes (bandas elásticas gruesas de tejido conectivo) que rodean la articulación para brindarle sostén y limitar su movimiento.

  • Tendones. Los tendones (otro tipo de tejido conectivo grueso) a cada lado de la articulación se unen a los músculos que controlan el movimiento de esa articulación.

  • Bursas. Las cavidades llenas de fluidos, denominadas bursas, entre los huesos, ligamentos y otras estructuras adyacentes, ayudan a amortiguar la fricción de la articulación.

  • Líquido sinovial. Líquido transparente y pegajoso secretado por la membrana sinovial.

  • Fémur. Hueso del muslo.

  • Tibia. Hueso de la canilla.

  • Rótula. Hueso de la rodilla.

  • Meniscos. Es una parte curva del cartílago de las rodillas y otras articulaciones.

Ilustración de tipos de articulaciones
Haga clic en la imagen para ampliarla.

¿Cuáles son los diferentes tipos de articulaciones?

Existen muchos tipos de articulaciones, incluidas las articulaciones que no se mueven en adultos, tales como las articulaciones suturales del cráneo. Las articulaciones que no se mueven se denominan fijas. Existen otras articulaciones que se mueven un poco, como las vértebras. Los ejemplos de articulaciones móviles incluyen los siguientes:

  • Enartrosis. Las enartrosis, como las articulaciones del hombro y la cadera, permiten los movimientos hacia atrás, hacia adelante y hacia los costados, y la rotación.

  • Articulaciones de bisagra. Las articulaciones de bisagra, como las de los dedos, rodillas, codos y dedos del pie, permiten movimientos de flexión y enderezamiento únicamente.

  • Articulaciones rotatorias. Las articulaciones rotatorias, como las articulaciones del cuello, permiten movimientos giratorios limitados.

  • Articulaciones elipsoidales. Las articulaciones elipsoidales, como la articulación de la muñeca, permiten todo tipo de movimientos, excepto los movimientos rotatorios.

Dolor de las articulaciones

El dolor en las articulaciones puede ser causado por una lesión de alguno de los ligamentos, bursa o los tendones que rodean la articulación.

Más información

Artritis PsoriásicaPsoriatic Arthritis

Artritis Psoriásica

¿Qué es la artritis psoriásica?

La artritis psoriásica es una forma de artritis asociada con la psoriasis, enfermedad crónica de la piel que se caracteriza por la presencia de erupciones rojizas y con escamas, y de uñas de las manos engrosadas y con fosas. Los síntomas de esta enfermedad son parecidos a los de la artritis reumatoide, caracterizadas por la inflamación de las articulaciones. Sin embargo, la artritis psoriásica suele afectar a un menor número de articulaciones y no existen los anticuerpos reumatoideos típicos de la artritis reumatoide. La artritis asociada con la artritis psoriásica puede presentarse en cinco formas:

  • Artritis que afecta a las pequeñas articulaciones de los dedos o los pies.

  • Artritis asimétrica de las articulaciones de las extremidades.

  • Poliartritis simétrica, un tipo de artritis parecida a la artritis reumatoide.

  • Artritis mutilans, un tipo raro de artritis que destruye y deforma las articulaciones.

  • Espondilitis psoriásica, artritis de la cavidad sacroilíaca (en la parte inferior de la espalda) y de la columna vertebral.

¿Cuál es la causa de la artritis psoriásica?

Aunque la causa de la artritis psoriásica es desconocida, factores inmunológicos, genéticos y ambientales podrían jugar un papel en esta enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la artritis psoriásica?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la artritis psoriásica. La enfermedad de la piel, la psoriasis, puede aparecer antes o después de la artritis psoriásica. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Articulaciones inflamadas, hinchadas y doloridas, generalmente en los dedos de las manos y pies.

  • Articulaciones deformadas a causa de la inflamación crónica.

Los síntomas de la artritis psoriásica pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la artritis psoriásica?

Cuando ya existe un diagnóstico de psoriasis es fácil confirmar la artritis psoriásica. Sin embargo, cuando los síntomas de la artritis psoriásica preceden a los de la psoriasis, el diagnóstico resulta más difícil. Aunque la artritis psoriásica produce a veces aumento de la velocidad de sedimentación globular (VSG), anemia leve y aumento de los niveles de ácido úrico, estos síntomas también se asocian con otras enfermedades reumáticas, incluida la gota. VSG es una medición de la rapidez con la que los glóbulos rojos caen hacia el fondo de un tubo de ensayo. Cuando existen hinchazón e inflamación, las proteínas de la sangre se agrupan y pesan más de lo normal. Por eso, cuando se les mide, caen y se posan más rápido en el fondo del tubo de ensayo. Generalmente, cuanto más rápido se depositan las células de la sangre más grave es la inflamación.), anemia leve y aumento de los niveles de ácido úrico, estos síntomas también se asocian con otras enfermedades reumáticas, incluida la gota.

Tratamiento para la artritis psoriásica

El tratamiento específico para la artritis psoriásica será determinado por su médico basándose en:

  • Su edad, su estado general y su historia médica.

  • Que tan avanzada está la condición.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos y terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.

  • Su opinión o preferencia.

Generalmente es necesario tratar tanto la condición de la piel como la inflamación articular. Algunos de los medicamentos que se utilizan para tratar la artritis reumatoide se usan también para la artritis psoriásica, entre ellos los siguientes:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINES) (para aliviar los síntomas)

  • Vitaminas y minerales como el calcio y la vitamina D, para reducir la velocidad de la deformación ósea

  • Medicamentos inmunosupresores, como el metotrexato, si los AINES son eficaces (para eliminar la inflamación)

  • Medicamentos biologicos como Enbrel (etanercept) y Humira (adalimumab)

Otros tratamientos pueden incluir:

  • Corticosteroides (para la inflamación)

  • Tratamiento con luz (rayos UVB o PUVA)

  • Calor y frío

  • Férulas

  • Ejercicio

  • Fisioterapia (para mejorar y mantener la función de los músculos y las articulaciones)

  • Terapia ocupacional (para mejorar la capacidad para realizar las actividades de la vida cotidiana)

  • Manejo dermatológico de la erupción de psoriasis en la piel, si estuviera presente

  • Cirugía (para reparar o sustituir una articulación dañada; si se justifica, esto generalmente se produce después del diagnóstico inicial)

Artritis psoriásica

La artritis psoriásica es una enfermedad crónica que se caracteriza por la inflamación de la piel y las articulaciones.

Más información

CifosisKyphosis

Cifosis

¿Qué es la cifosis?

Cuando se observa desde atrás, una columna vertebral normal se ve derecha. Sin embargo, una columna afectada por cifosis muestra evidencia de una curvatura hacia adelante de los huesos de la espalda (vértebras) en la parte superior de la espalda, lo que da un aspecto redondeado anormal o "jorobado".

Ilustración de un niño con cifosis
Haga clic en la imagen para ampliarla.

La cifosis se define como una curvatura de la columna de 50 grados o más que se puede apreciar mediante radiografía (una prueba de diagnóstico que emplea haces de energía electromagnética invisible para producir imágenes de tejidos internos, huesos y órganos sobre una placa). Una columna normal puede presentar una curvatura de 20 a 45 grados en la parte superior de la espalda. La cifosis es un tipo de deformación de la columna vertebral.

¿Cuál es la causa de la cifosis?

La cifosis puede ser congénita (presente al nacer) o el resultado de trastornos adquiridos que incluyen los siguientes:

  • Problemas del metabolismo.

  • Trastornos neuromusculares.

  • Osteogénesis imperfecta (también denominada "enfermedad de los huesos quebradizos"). Este trastorno se caracteriza por la fractura de los huesos al aplicar una fuerza mínima.

  • Espina bífida.

  • Enfermedad de Scheuermann. Este trastorno provoca que las vértebras se curven hacia adelante en la parte superior de la espalda. Se desconoce la causa de la enfermedad de Scheuermann, que se observa con mayor frecuencia en los hombres.

  • Cifosis postural. Es el tipo más común de cifosis. Generalmente se vuelve visible en la adolescencia y puede estar asociada con una postura jorobada frente a una anomalía de la columna vertebral. Se utiliza el ejercicio físico para ayudar a corregir la postura.

La cifosis es más común en mujeres que en hombres.

¿Cuáles son los síntomas de la cifosis?

Los siguientes son los síntomas más comunes de la cifosis. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de manera diferente. Algunos de los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Diferencia en la altura de los hombros.

  • La cabeza está inclinada hacia adelante en relación con el resto del cuerpo.

  • Diferencia en la altura o posición de la escápula.

  • Al inclinarse hacia adelante, la parte superior de la espalda parece más alta de lo normal.

  • Tensión en los músculos isquiotibiales (parte posterior de los muslos).

Por lo general, la cifosis no está asociada con el dolor de espalda, dolor en las piernas y cambios en los hábitos de evacuación intestinal y de la vejiga. Una persona que experimenta estos síntomas requiere una evaluación médica más exhaustiva.

Los síntomas de la cifosis pueden parecerse a los de otros trastornos o deformidades de la columna, o pueden ser el resultado de una lesión o infección. Siempre debe consultar a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la cifosis?

Para diagnosticar la cifosis, el médico se basa en la historia clínica completa, un examen físico y pruebas de diagnóstico. Si el paciente es un niño, el médico obtendrá la historia clínica del embarazo y nacimiento de su hijo y le preguntará si otro familiar padece cifosis. El médico también preguntará sobre ciertos eventos de desarrollo importantes, ya que ciertos tipos de cifosis pueden estar asociados a otros trastornos neuromusculares. Los retrasos del desarrollo pueden exigir una evaluación médica más exhaustiva.

Los procedimientos de diagnóstico pueden incluir los siguientes:

  • Radiografías. Es una prueba de diagnóstico que utiliza rayos de energía electromagnética invisibles para generar imágenes de tejidos internos, huesos y órganos en una placa radiográfica. Esta prueba se usa para medir y evaluar la curva. Mediante una radiografía de la columna completa, el médico o radiólogo mide el ángulo de la curva de la columna. A menudo el tratamiento se puede determinar a partir de esta medición.

  • Centellograma óseo. Es una técnica nuclear para la obtención de imágenes en la que se inyecta una pequeña cantidad de material radioactivo en la corriente sanguínea del paciente para que lo detecte un escáner. Esta prueba muestra la irrigación sanguínea al hueso y la actividad celular dentro del hueso.

  • Imagen por resonancia magnética (IRM).  Es un procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo. Esta prueba se realiza para descartar cualquier anomalía relacionada con la médula espinal y los nervios.

  • Tomografía computada (también denominada TC o TAC). Es un procedimiento de diagnóstico por imágenes que utiliza una combinación de rayos X y tecnología informática para producir imágenes horizontales o axiales (a menudo denominadas "planos") del cuerpo. Una TC muestra imágenes detalladas de las partes del cuerpo, incluidos los huesos, músculos, tejidos grasos y órganos. Las TC son más precisas que las radiografías generales.

  • Exámenes de sangre.

La detección temprana de la cifosis es lo más importante para la efectividad del tratamiento. Los pediatras o médicos de familia, e incluso algunos programas escolares, incluyen el examen periódico para detectar señales que podrían indicar cifosis.

Tratamiento de la cifosis

El médico determinará el tratamiento específico para la cifosis en función de lo siguiente:

  • Su edad, salud general e historia clínica.

  • Alcance de la afección.

  • Su tolerancia a medicamentos específicos, procedimientos o terapias.

  • Expectativas para el curso de la enfermedad.

  • Su opinión o preferencia.

El objetivo del tratamiento es detener el avance de la curva y minimizar las deformidades. El tratamiento puede incluir:

  • Observación y exámenes repetidos. El niño necesitará observación y exámenes repetidos. El avance de la curva depende del nivel de crecimiento esquelético o de la madurez esquelética del niño. El avance de la curva se reduce o detiene después de que el niño alcanza la pubertad.

  • Corsés ortopédicos.Si el niño aún está en crecimiento, el médico puede prescribir un corsé ortopédico. El médico determinará el tipo de corsé y el tiempo de uso.

  • Cirugía. En raras ocasiones, la cirugía podría recomendarse si la curva mide 75 grados o más según radiografía y el corsé ortopédico no logra reducir el avance de la curva.

Cifosis

Una condición en la espalda en la cual se incrementa la curvatura en la columna superior.

Más información

Dolores y Problemas del HombroShoulder Pain and Problems

Dolor y problemas de hombro

¿Qué es el hombro?

Varias capas componen el hombro, incluyendo las siguientes:

Anatomía del hombro
Haga clic en la imagen para ampliar

  • Huesos. La clavícula, el omóplato (escápula), y el hueso del brazo superior (húmero).

  • Articulaciones. Facilitar movimiento, incluyendo lo siguiente:

    • Articulación esternoclavicular (donde la clavícula se une con el esternón)

    • Articulación acromioclavicular (AC) (donde la clavícula se une con el acromión)

    • Articulación del hombro (Articulación glenohumeral). Una articulación esférica que facilita el movimiento circular, hacia adelante y hacia atrás del hombro

  • Ligamentos. Una banda blanca, brillante, flexible de tejido fibroso que une las articulaciones y conecta varios huesos y cartílagos, incluyendo los siguientes:

    • Cápsula de articulación. Un grupo de ligamentos que conectan el húmero con la cavidad de la articulación del hombro en la escápula para estabilizar el hombro y evitar que se disloque.

    • Ligamentos que unen la clavícula al acromión

    • Ligamentos que conectan la clavícula con la escápula mediante la unión con el proceso coracoide

  • Acromión. El techo (punto más alto) del hombro que se forma por una parte de la escápula.

  • Tendones. Las cuerdas recias de tejido que conectan los músculos con los huesos. Los tendones del manguito rotador son un grupo de tendones que conectan la capa más profunda de músculos con el húmero.

  • Músculos (para ayudar a soportar y rotar el hombro en muchas direcciones)

  • Bursa. Un espacio cerrado entre 2 superficies móviles que tiene una pequeña cantidad de fluido lubricante adentro; ubicado entre la capa del músculo del manguito rotador y la capa externa de grandes músculos voluminosos.

  • Manguito rotador. Compuesto de tendones, el manguito rotador (y músculos asociados) sostiene la bola de la articulación glenohumeral en la parte superior del hueso del brazo superior (húmero).

El dolor de hombro puede estar localizado en un área específica o puede esparcirse a áreas alrededor del hombro o hacia abajo del brazo.

¿Cuáles son diferentes tipos de problemas del hombro?

Los siguientes son problemas comunes del hombro:

  • Dislocación. La articulación del hombro es la articulación importante del cuerpo más frecuentemente dislocada. a menudo causada por una fuerza importante que separa la bola de la articulación del hombro (la porción redondeada superior del hueso del brazo superior o húmero) de la cavidad de la articulación (glenoide)

  • Separación. La articulación AC se separa cuando los ligamentos unidos a la clavícula se desgarran o se desgarran parcialmente del omóplato (escápula). Un golpe repentino vigoroso, o una caída pueden producir la separación del hombro.

  • Bursitis. La bursitis ocurre a menudo cuando la tendonitis y el síndrome de compresión causan inflamación de las bursas que protegen al hombro.

  • Síndrome de compresión El síndrome de compresión es causado por el estrujamiento y frotamiento excesivo del manguito rotador y de la escápula. El dolor asociado con el síndrome es resultado de una bursa inflamada (saco lubricante) sobre el manguito rotador o inflamación de los tendones del manguito rotador o depósitos de calcio en tendones debido al desgaste. El síndrome de compresión del hombro puede ocasionar el desgarro del manguito rotador.

  • Tendinosis. La tendinosis del hombro es causada cuando el tendón del manguito rotador o bíceps se gasta y ocasionalmente inflama, usualmente como resultado de ser pellizcado por las estructuras que lo rodean. La lesión puede variar desde inflamación suave a implicación de la mayor parte del manguito rotador. Cuando el tendón del manguito rotador se inflama y engrosa puede quedar atrapado bajo el acromión.

  • Desgarro del manguito rotador. El desgarro del manguito rotador implica que 1 o más tendones del manguito rotador se inflamen por el uso excesivo, el envejecimiento o la caída con la mano abierta, o una colisión.

  • Capsulitis adhesiva (hombro congelado). El hombro congelado es una condición gravemente restrictiva causada frecuentemente por lesión que, a su vez, lleva a la falta de uso debido al dolor. Los períodos intermitentes de uso pueden causar que crezcan la inflamación y las adhesiones entre las superficies de articulación, y así restringen el movimiento. También hay falta de fluido sinovial para lubricar la brecha entre el hueso del brazo y la cavidad que normalmente ayuda a que se mueva la articulación del hombro. Este espacio restringido entre la cápsula y la bola del húmero distingue la capsulitis adhesiva de la condición menos complicada conocida como hombro tieso.

  • Fractura. Una fractura es un quiebre o una rotura en un hueso que usualmente ocurre debido a un impacto o lesión.

¿Qué causa problemas de hombro?

Aunque el hombro es la articulación más movible del cuerpo, es también una articulación inestable debido a rango de movimiento. Debido a que la bola del brazo superior es más grande que la cavidad del hombro, es susceptible a lesión. La articulación del hombro es soportada también por tejidos suaves, músculos, tendones y ligamentos que están también sujetos a lesión, uso excesivo y uso disminuido.

Las condiciones degenerativas y otras enfermedades en el cuerpo pueden contribuir también a los problemas de hombro, o generar dolor que viaja a través de los nervios del hombro.

¿Cómo se diagnostican los problemas del hombro?

Además de una historia clínica y un examen físico completos (para determinar el rango de movimiento, ubicación del dolor y nivel de inestabilidad/estabilidad de la articulación), los procedimientos de diagnóstico para los problemas de hombro pueden incluir lo siguiente:

  • Rayos X. Una prueba de diagnóstico que usa rayos de energía electromagnética invisible para producir imágenes de tejidos internos, huesos y órganos en una placa.

  • Imagen por resonancia magnética (IRM). Un procedimiento de diagnóstico que usa una combinación de grandes magnetos, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de órganos y estructuras dentro del cuerpo; puede a menudo determinar daño o enfermedad en un ligamento o músculo cercano.

  • Estudio por tomografía computarizada (también llamada un examen de TC o TAC). Un procedimiento de diagnóstico por imagen que usa una combinación de rayos X y tecnología para producir imágenes horizontales o axiales, (a menudo llamadas rebanadas) del cuerpo. Un estudio de TC muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluso huesos, músculos, grasa y órganos. Los estudios de TC son más detallados que los rayos X generales.

  • Electromiograma (EMG). Una prueba para evaluar la función de los nervios y de los músculos.

  • Ultrasonido. Una técnica de diagnóstico que usa sonido de alta frecuencia para crear una imagen de los órganos internos.

  • Pruebas de laboratorio (para determinar si pueden ser la causa otros problemas)

  • Artroscopía. Un procedimiento de diagnóstico y tratamiento mínimamente invasivo utilizado para condiciones de una articulación. Este procedimiento usa un pequeño tubo óptico iluminado (artroscopio) que se inserta en la articulación a través de una pequeña incisión practicada en la articulación. Se proyectan en una pantalla imágenes del interior de la articulación; usadas para evaluar cualquier cambio degenerativo o artrítico en la articulación; para detectar enfermedades y tumores del hueso; para determinar la causa del dolor y la inflamación de los huesos.

Tratamiento de los problemas del hombro

Su médico determinará el tratamiento específico para los problemas del hombro sobre la base de:

  • Su edad, salud general e historia clínica

  • Alcance de la condición

  • Su tolerancia a medicamentos, procedimientos o terapias específicas

  • Expectativas para el curso de la condición

  • Su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir:

  • Modificación de la actividad

  • Reposo

  • Terapia física

  • Medicamentos

  • Cirugía

Dolor de hombro y codo

El dolor en el hombro o el codo es muy común y las causas posibles son muchas.

Más información

TendinitisTendonitis

Tendinitis

¿Qué son los problemas de tendón?

Los dos problemas principales relacionados con los tendones son la tendinitis y la tenosinovitis. La tendinitis, la inflamación de un tendón (cordones resistentes de tejido que conectan los músculos con los huesos), puede afectar a cualquier tendón del cuerpo. Cuando los tendones se irritan, se produce hinchazón, dolor e incomodidad.

La tenosinovitis es la inflamación del revestimiento de las vainas tendinosas que rodean los tendones. La vaina tendinosa es el lugar de inflamación más común, no obstante, tanto la vaina como el tendón pueden inflamarse al mismo tiempo. La causa de la tenosinovitis a menudo es desconocida, pero generalmente influyen una distensión, una recarga, lesiones o ejercicio excesivo. La tendinitis también puede relacionarse con alguna enfermedad (como por ejemplo la diabetes o la artritis reumatoide).

Entre las alteraciones más frecuentes de los tendones se incluye:

  • Epicondilitis lateral (también conocida como codo de tenista): se trata de una condición caracterizada por el dolor en la parte posterior del codo y del antebrazo, a lo largo del lado del dedo pulgar cuando el brazo se encuentra paralelo al cuerpo y el dedo pulgar se gira hacia afuera. El dolor se debe a un daño en los tendones que flexionan la muñeca hacia atrás, en sentido opuesto a la palma.

  • Epicondilitis medial (también conocida como codo de golfista o codo de beisbolista): se trata de una condición caracterizada por un dolor que se extiende desde el codo hasta la muñeca en el lado del antebrazo que corresponde a la palma. El dolor se debe a un daño en los tendones que flexionan la muñeca hacia la palma.

  • Tendinitis del manguito rotador o tendinitis del bíceps: se trata de un trastorno en el hombro que se caracteriza por la inflamación de la cápsula del hombro y de los tendones relacionados.

  • Tenosinovitis de Quervain: es la más común de las tenosinovitis y se caracteriza por la inflamación de la vaina tendinosa de los tendones del pulgar.

  • Dedo en resorte o dedo en gatillo: se trata de una tenosinovitis en la que la vaina del tendón se inflama y se engrosa. Esto no permite a la persona extender o flexionar suavemente el dedo o el pulgar afectado. El dedo o el pulgar puede bloquearse o "dispararse" repentinamente.

¿Cuáles son los síntomas de la tendinitis?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la tendinitis. Aunque cada persona puede experimentar los síntomas de una forma diferente, pueden incluir:

  • Dolor en el tendón al realizar movimientos.

  • Hinchazón producida por acumulación de fluidos o inflamaciones. En vez de hinchazón puede sentirse una sensación de fricción.

Los síntomas de la tendinitis pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre deje que el diagnóstico lo realice su médico.

¿Cómo se diagnostica la tendinitis?

Generalmente, se confirma el diagnostico de tendinitis en base a un examen físico y la historia médica completa. A menudo, se diagnostica la tendinitis luego de que otros exámenes de diagnóstico se realizaron para descartar otros tipos de trastornos o enfermedades. La aspiración de la articulación puede ayudar a descartar una infección o gota, en tanto que una radiografía se utiliza para descartar la artritis (aunque los tendones no pueden verse en una radiografía).

Tratamiento de la tendinitis

El médico determina el tratamiento específico para la tendinitis según:

  • Su edad, estado general de salud e historia médica.

  • Qué tan avanzada se encuentre la enfermedad.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Las expectativas para la trayectoria de la enfermedad.

  • Los órganos específicos que puedan verse afectados.

  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir:

  • Cambios en la actividad.

  • Hielo.

  • Colocación de una tablilla o inmovilización.

  • Inyecciones de esteroides.

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.

  • Cirugía.

Tendinitis

La tendinitis es la inflamación de los tendones, se produce por una variedad de razones.

Más información

Espondilitis AnquilosanteAnkylosing Spondylitis

Espondilitis Anquilosante

¿Qué es la espondilitis anquilosante?

Anatomía de la pelvis masculina
Click Image to Enlarge

La espondilitis anquilosante (su sigla en inglés es AS), es un tipo de artritis que afecta a la columna vertebral. "Anquilosante" significa "agarrotado" o "rígido", "espondilosis" quiere decir "columna vertebral" e "itis" hace referencia a una inflamación. La enfermedad produce inflamación de la columna vertebral y de las articulaciones grandes,resultando en la rigidez y el dolor. La enfermedad puede provocar la erosión de la articulación entre la columna vertebral y el hueso de la cadera (la articulación sacroilíaca), y la formación de puentes óseos entre las vértebras de la columna vertebral, fusionando los huesos. Además, también pueden fusionarse los huesos del tórax. No se sabe la causa de AS, algunos investigadores le atribuyen cierto origen genético. Un gen denominado HLA-B27 se presenta en el 95 por ciento de las personas que padecen espondilitis anquilosante (AS, por su sigla en inglés). Sin embargo, muchas personas con el gen HLA-B27 no padecen AS.

¿A quiénes afecta la espondilitis anquilosante?

La espondilitis anquilosante, (su sigla en inglés es AS) es más frecuente entre la gente joven, de 17 a 35 años de edad, pero puede ocurrir en niños y adultos mayores también. La enfermedad afecta de dos a tres veces más hombres que mujeres jóvenes y tiende a ser hereditaria.

¿Cuáles son los síntomas de la espondilitis anquilosante?

Los síntomas de la AS tienden a aparecer y desaparecer por períodos de tiempo. A continuación, se enumeran los síntomas más frecuentes de la AS. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor de espalda, que suele ser más intenso durante el descanso nocturno

  • Rigidez por la mañana temprano

  • Posición encorvada como reacción al dolor de espalda (al inclinarse hacia delante el dolor tiende a aliviarse)

  • Columna vertebral rígida e inflexible

  • Incapacidad de respirar profundamente, si las articulaciones entre las costillas y la columna vertebral están afectadas

  • Pérdida del apetito

  • Pérdida de peso

  • Fatiga

  • Fiebre

  • Anemia

  • Dolor en las articulaciones

  • Leve inflamación de los ojos

  • Daño de algunos órganos, como el corazón, los pulmones y los ojos

  • Erupciones en la piel

  • Enfermedad gastrointestinal (como Crohn’s o colitis ulcerativo)

Los síntomas de la espondilitis anquilosante pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la espondilitis anquilosante?

Además del examen y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar la espondilitis anquilosante pueden incluir los siguientes:

  • Rayos X. Examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para producir imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa.

  • Velocidad de sedimentación globular (su sigla en inglés es ESR). Medición de la rapidez con la que los glóbulos rojos caen hacia el fondo de un tubo de ensayo. Cuando hay hinchazón e inflamación, las proteínas de la sangre se agrupan y pesan más de lo normal. Por eso, al medirles, caen y se posan más rápido en el fondo del tubo de ensayo. Generalmente, cuanto más rápido se depositan las células de la sangre, más grave es la inflamación: menos de 70 por ciento de las personas que tienen AS tienen el ESR elevado.

  • Pruebas genéticas. La prueba genética se realiza para determinar si una persona lleva una copia de un gen alterado para una enfermedad determinada; se suele detectar la presencia del gen específico (HLA-B27) en más del 95 por ciento de las personas que padecen AS.

Tratamiento de la espondilitis anquilosante

El objetivo del tratamiento de la AS consiste en disminuir el dolor y la rigidez, prevenir las deformidades y mantener un estilo de vida normal y lo más activo posible. El tratamiento puede incluir:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides para disminuir el dolor y la inflamación.

  • Bloqueadores del factor de tumor necrosis que también se conoce como medicamentos biológicos (se pueden usar para tratar enfermedades progresivas para reducir la inflamación pero pueden aumentar el riesgo de las infecciones, especialmente la tuberculosis).

  • El uso de corticosteroides durante períodos cortos para disminuir la inflamación

  • Los fármacos antirreumáticos que modifican la enfermedad (por ejemplo, sulfasalazina) o FAME trabajar en una serie de diferentes maneras para disminuir la inflamación y para controlar la espondilitis anquilosante.

  • El uso de relajantes musculares y medicamentos para el dolor durante períodos cortos para aliviar el dolor severo y los espasmos musculares.

  • Cirugía para reemplazar una articulación, colocar varillas en la columna o extraer parte de los huesos engrosados y endurecidos.

  • Mantener una postura correcta

  • Hacer ejercicio de forma regular que incluya ejercicios para fortalecer los músculos de la espalda.

Espondilitis anquilosante

Es una forma de artritis crónica, a menudo dolorosa que afecta las articulaciones de la columna vertebral y de la pelvis.

Más información

Enfermedad del Disco Lumbar [Hernia de Disco]Lumbar Disk Disease (Herniated Disk)

Enfermedad del disco lumbar (hernia del disco)

Ilustración de hernia de disco intervertebral
Haga clic en la imagen para agrandarla

Anatomía de la columna lumbar

La columna vertebral, llamada también espina dorsal, está hecha de 33 vértebras que están separadas por discos esponjosos y clasificados en cuatro áreas distintas. El área cervical consiste de siete piezas óseas en el cuello; la columna torácica consiste de 12 piezas óseas en el área de la espalda; la columna lumbar consiste de cinco segmentos óseos en el área de la parte baja de la espalda; cinco huesos sacro (fusionados en un hueso, el sacro); y cuatro huesos coccígeos (fusionados en un hueso, el coxis).

La enfermedad del disco lumbar ocurre en el área lumbar de la columna. El área lumbar de la columna (y otras áreas de la columna) está hecha de dos partes, incluyendo las siguientes:

  • Cuerpos vertebrales. Las partes que están hechas de hueso.

  • Discos invertebrales (conocidos también como los discos). Los discos están localizados entre las partes óseas de la columna y actúan como los "amortiguadores" de la columna.

Los cuerpos vertebrales están numerados del 1 al 5 en la columna lumbar y los discos están localizados entre dos de los cuerpos vertebrales y están numerados como corresponde (como un disco en L2-3, o entre los discos lumbares numerados 2 y 3).

El disco intervertebral esta compuesto de dos partes, estas son:

  • El anillo fibroso. Un anillo fuerte externo del tejido fibroso.

  • El núcleo pulposo. Localizado en interior del anillo fibroso; un material más gelatinoso o suave.

Ilustración de tipos diferentes de fracturas del cráneo
Haga clic en la imagen para agrandarla

¿Qué es la enfermedad del disco lumbar (hernia de disco, ruptura de disco o protuberancia de disco)?

A medida envejecemos, el disco intervertebral puede perder fluido y secarse.. Cuando esto pasa, el disco se comprime. Esto puede conducir al deterioro del anillo fuerte externo permitiendo que el núcleo, o el interior del anillo, protuya o se abulte. Esto es considerado una protuberancia de disco.

A medida se degenera el disco, o con el esfuerzo continuo de la columna, el núcleo pulposo interno puede romperse fuera del anillo. Esto es considerado una ruptura, o hernia de disco. Los fragmentos del material del disco pueden luego presionar las raíces de los nervios que están localizados justo detrás del espacio del disco. Esto puede causar dolor, debilidad, entumecimiento o cambios en la sensación.

La mayoría de hernias de disco ocurren en la columna lumbar inferior, especialmente en los niveles L4-5 y L5-S1.

¿Qué causa la enfermedad del disco lumbar?

La enfermedad del disco lumbar se debe a un cambio en la estructura del disco normal. La mayoría de las veces, la enfermedad del disco es el resultado del envejecimiento y la degeneración que ocurre dentro del disco. Ocasionalmente, el trauma severo puede hacer que un disco normal se hernie. El trauma puede también hacer que un disco ya herniado empeore.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad del disco lumbar?

Los síntomas de la enfermedad del disco lumbar varían dependiendo de dónde se ha herniado el disco, y cuál raíz nerviosa está presionando. Los siguientes son los síntomas más comunes de la enfermedad del disco lumbar. Sin embargo, cada persona puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor intermitente o continuo en la espalda. Esto puede empeorar al moverse, toser, estornudar, o mantenerse de pie durante largos periodos de tiempo.

  • Espasmo de los músculos de la espalda

  • Ciática Dolor que comienza cerca de la espalda o glúteos y viaja hacia abajo de la pierna a la pantorrilla o al pie.

  • Debilidad muscular en las piernas

  • Entumecimiento en la pierna o pie

  • Reflejos disminuidos en la rodilla o tobillo

  • Cambios en la función de la vejiga o intestino

Los síntomas de la enfermedad del disco lumbar pueden parecerse a otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte con su proveedor de atención médica para un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad del disco lumbar?

Además de un historial médico completo y examen físico, los procedimientos de diagnóstico para la enfermedad del disco lumbar pueden incluir los siguientes:

  • Rayos X. Una prueba diagnóstica que usa rayos de energía electromagnética invisible para producir imágenes de los tejidos internos, huesos y órganos sobre una película.

  • Imágenes por resonancia magnética (MRI). Un procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de órganos y estructuras dentro del cuerpo.

  • Mielograma. Un procedimiento que utiliza colorante inyectado en el canal espinal para hacer que la estructura sea claramente visible en los rayos X.

  • Tomografía computarizada (llamada también un CT o CAT). Un procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de rayos X y tecnología computarizada para producir imágenes horizontales, o axiales (llamadas con frecuencia rebanadas) del cuerpo. Un CT muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluyendo los huesos, músculos, grasa y órganos. Las CT son más detalladas que los rayos X generales.

  • Electromiografía (EMG). Una prueba de diagnóstico que mide la respuesta muscular o actividad eléctrica en respuesta a la estimulación de un nervio del músculo.

Tratamiento para la enfermedad del disco lumbar

El tratamiento específico para la enfermedad del disco lumbar será determinado por su proveedor de atención médica con base en:

  • Su edad, salud global e historial médico

  • Extensión de la condición

  • Tipo de condición

  • Su tolerancia a medicamentos específicos, procedimientos o terapias

  • Las expectativas del tratamiento de la condición

  • Su opinión o preferencia

Generalmente, la terapia conservadora es la primera línea de tratamiento para manejar la enfermedad del disco lumbar. Esto puede incluir una combinación de los siguientes:

  • Descansar en cama

  • Educación del paciente sobre la mecánica corporal adecuada (para ayudar a disminuir la probabilidad de que el dolor empeore o daños al disco)

  • Terapia física, que puede incluir ultrasonido, masajes, acondicionamiento y programas de ejercicio

  • Control del peso

  • Uso de soporte posterior sacrolumbar

  • Medicamentos (para controlar el dolor y/o para relajar los músculos)

Cuando estas medidas conservadoras fallan, se puede recomendar cirugía para extraer el disco herniado. La cirugía se hace bajo anestesia general. Se hace una incisión en la parte baja de la espalda sobre el área donde el disco está herniado. Se puede extraer algo de hueso de la parte posterior de la columna para ganar acceso al área donde está localizado el disco. Generalmente, la parte herniada del disco y cualquier pieza floja adicional de disco se extraen del espacio del disco.

Después de la cirugía, se pueden poner restricciones a las actividades del paciente durante varias semanas mientras sana para evitar que ocurra otra hernia de disco. Su cirujano discutirá cualquier restricción con usted.

Hay otras terapias experimentales que se están empleando para tratar la enfermedad del disco lumbar. Discuta con su proveedor de atención médica estas opciones de tratamiento.

Hernia de disco

Esta condición se produce cuando un disco se ha deslizado a lo largo de la columna vertebral. También se conoce como radiculopatía cervical.

Más información

Dolores y Problemas del CuelloNeck Pain and Problems

Dolor y problemas de cuello

¿Qué es el dolor de cuello?

El cuello se ubica entre la cabeza y los hombros. Debido a su ubicación y rango de movimiento, a menudo queda sin protección y está sujeto a lesión.

¿Qué causa el dolor de cuello?

Foto de mujer que se toca el cuello

El dolor de cuello puede ser producto de muchas causas diferentes por lesiones, trastornos relacionados con la edad y enfermedad inflamatoria. Entre las causas de dolor y problemas de cuello se pueden incluir las siguientes:

  • Lesión (daño a los músculos, tendones o ligamentos)

  • Disco cervical herniado

  • Artritis (por ejemplo, osteoartritis o artritis reumatoidea)

  • Degeneración de disco cervical

  • Anomalías congénitas (presentes en el nacimiento) de las vértebras y los huesos

  • Tumores

¿Cómo se diagnostica el dolor de cuello?

Además de una historia clínica y un examen físico completos, los procedimientos de diagnóstico para los problemas de dolor de cuello pueden incluir lo siguiente:

  • Análisis de sangre. Estos análisis pueden ayudar a determinar el diagnóstico de la enfermedad inflamatoria

  • Rayos X.Una prueba de diagnóstico que usa rayos de energía electromagnética invisible para producir imágenes de huesos en placas.

  • Imagen por resonancia magnética (IRM).Un procedimiento de diagnóstico que usa una combinación de grandes magnetos, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de órganos y estructuras dentro del cuerpo; puede a menudo determinar daño o enfermedad de estructuras internas dentro de nuestras articulaciones, o en un ligamento o músculo cercano.

  • Estudio por tomografía computarizada (también llamada un examen de TC o TAC). Un procedimiento de diagnóstico por imagen que usa una combinación de rayos X y tecnología omputarizada para producir imágenes horizontales o axiales, (a menudo llamadas rebanadas) del cuerpo. Un estudio de TC muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluso huesos, músculos, grasa y órganos. Los estudios de TC son más detallados que los rayos X generales.

  • Electromiograma (EMG). Una prueba para evaluar la función de la prueba.

Tratamiento para el dolor de cuello

Su médico determinará el tratamiento específico para el dolor de cuello sobre la base de:

  • Su edad, salud general e historia clínica

  • Su diagnóstico

  • Alcance de la condición

  • Su tolerancia a medicamentos, procedimientos o terapias específicas

  • Expectativas para el curso de la condición

  • Su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir:

  • Medicación (para reducir la inflamación)

  • Medicación (para controlar el dolor)

  • Reposo

  • Terapia física

  • Soporte o inmovilización del cuello

  • Ejercicio

  • Cirugía

Dolor y lesiones de cuello

El desgaste que afecta a las articulaciones del cuello relacionado con la edad . Esto también puede ser denominado como espondilosis cervical.

Más información

Dislocación del HombroShoulder Dislocation

Dislocación del hombro

¿Qué es la dislocación del hombro?

Anatomía del hombro
Haga clic en la imagen para ampliarla.

"Dislocación del hombro" significa que el hueso superior del brazo (el húmero) se ha desplazado de la articulación del hombro. La articulación del hombro es, entre las articulaciones más importantes del cuerpo, la que se disloca con mayor frecuencia, a menudo a causa de la aplicación de una fuerza significativa que separa la esfera de la articulación del hombro (la porción superior redondeada del hueso superior del brazo, o el húmero) de la cavidad de la articulación (glenoide). El hombro puede dislocarse de varias maneras, entre las que se incluyen las siguientes:

  • Dislocación hacia adelante y hacia abajo. Estos son los tipos más comunes de dislocaciones, que se suelen producir como el resultado de una caída sobre la mano extendida o sobre el mismo hombro.

  • Dislocación hacia atrás. Este tipo de dislocación puede ser el resultado de un golpe directo en la parte delantera del hombro, de la torsión violenta y repentina de la parte superior del brazo, de una crisis epiléptica o una electrocutación.

Además, el hombro puede dislocarse parcialmente (la esfera del hueso superior del brazo está parcialmente salida de la cavidad del hombro) o totalmente (la esfera del hueso superior del brazo está totalmente salida de la cavidad del hombro).

Una dislocación puede dar como resultado una fractura del hueso superior del brazo. Otras complicaciones pueden incluir las siguientes:

  • Daño nervioso

  • Daño arterial

  • Daño muscular

¿Cuáles son los síntomas de una dislocación de hombro?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de un hombro dislocado. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de manera diferente. Algunos de los síntomas pueden ser los siguientes:

  • Dolor en la parte superior del brazo y el hombro, que suele empeorar cuando se intenta moverlo.

  • Disminución en el movimiento

  • Hinchazón

  • Adormecimiento y debilidad

  • Hematomas

  • Deformación del hombro (en una dislocación del hombro hacia delante)

Los síntomas del hombro dislocado podrían asemejarse a otras afecciones o problemas médicos. Siempre debe consultar a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica una dislocación de hombro?

Además del examen físico y la historia clínica completa, los procedimientos para diagnosticar una dislocación del hombro pueden incluir una radiografía de rayos X (un examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para reproducir en una placa imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos).

Tratamiento de una dislocación de hombro

Su médico determinará el tratamiento específico para una dislocación de hombro, de acuerdo con lo siguiente:

  • Su edad, salud general e historia clínica.

  • Alcance de la lesión

  • Su tolerancia a medicamentos específicos, procedimientos o terapias

  • Las expectativas para la trayectoria de la lesión

  • Su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Volver a colocar el hueso superior del brazo en la articulación del hombro, por lo general, con anestesia

  • Inmovilización del hombro con un cabestrillo

  • Rehabilitación

  • Cirugía, en caso de que las medidas no quirúrgicas no devuelvan la estabilidad.

Dislocación

Una dislocación es una separación de los huesos en la articulación. Una dislocación puede causar daño a los nervios.

Más información

Problemas de la CaderaHip Problems

Problemas de la cadera

¿Qué es la cadera?

Anatomía de la articulación de la cadera
Haga clic en la imagen para ampliarla.

La cadera es la región que se encuentra a ambos lados de la pelvis. El hueso de la pelvis está formado por 3 secciones, entre las que se incluyen las siguientes:

  • Ilion. Parte ancha y acampanada de la pelvis.

  • Pubis. Parte más baja y posterior de la pelvis.

  • Isquio. Uno de los huesos que forman la cadera.

La articulación de la cadera es de tipo esférico, que además de permitir el movimiento, ofrece la estabilidad necesaria para soportar el peso del cuerpo.

El área de la cavidad, ubicada dentro de la pelvis, se denomina acetábulo. La parte esférica de esta articulación corresponde al extremo superior del hueso de la pierna. Se une con el acetábulo para formar la articulación de la cadera.

La cadera es una de las articulaciones más estables del cuerpo. Sin embargo, debido a que debe soportar el peso del cuerpo, también es propensa a la artritis como consecuencia del exceso de presión. El dolor en la cadera puede deberse a lesiones de los músculos, los tendones o las bursas (pequeños sacos llenos de fluido que amortiguan y lubrican las articulaciones).

¿Cuáles son los problemas comunes de la cadera?

A continuación, se enumeran los problemas más comunes de la cadera:

  • Artritis. La causa más frecuente de la desintegración de los tejidos de la cadera. A continuación, se enumeran las tres clases de artritis que suelen afectar a la cadera:

    • Osteoartritis. También denominada artritis por "uso y desgaste", este tipo de artritis desgasta el cartílago que brinda amortiguación a los huesos de la cadera, y permite que estos se rocen, lo que resulta en dolor y rigidez.

    • Artritis reumatoide. Enfermedad que, por motivos desconocidos, provoca la irritación de la membrana sinovial, la cual, a su vez, produce demasiado fluido. Afecta al cartílago, lo que produce dolor y rigidez.

    • Artritis traumática. Suele aparecer como resultado de una lesión o fractura; en Estados Unidos se producen más de 300.000 fracturas de cadera cada año.

  • Necrosis avascular. Consiste en la pérdida de hueso por falta de irrigación sanguínea, lesiones y tumores óseos que pueden provocar el colapso de la articulación de la cadera.

  • Bursitis. En esta afección se inflama la bursa, un saco cerrado lleno de líquido que funciona como superficie de deslizamiento para reducir la fricción entre los tejidos del cuerpo. Las siguientes son las dos bursas más importantes de la cadera; ambas pueden sufrir rigidez y dolor alrededor de la articulación de la cadera:

    • Bursa trocantérea. La bursa situada en la parte lateral de la cadera se encuentra muy apartada de la articulación de la cadera por tejido y hueso.

    • Bursa isquiática. La bursa situada en el área superior del glúteo.

  • Contusión de cadera. Hematoma o desgarro en un músculo que conecta la parte superior del hueso ilíaco (la cresta ilíaca, justo debajo de la cintura). Esta lesión puede ser causada, entre otras cosas, por un golpe, una caída o una torsión rápida del cuerpo.

Dolor de la cadera

Esta condición puede variar de dolor leve a severo. Puede ser causada por una serie de trastornos médicos.

Más información

Desgarro del MeniscoTorn Meniscus

Menisco desgarrado

¿Qué es un menisco desgarrado?

Anatomía de la articulación de la rodilla, se muestran los ligamentos
Haga clic en la imagen para agrandarla

Los extremos de los 3 huesos de la rodilla : el fémur, la tibia y la rótula : están recubiertos con cartílago (un material suave que cubre los extremos de los huesos de una articulación para amortiguar el hueso y permitir que la articulación se mueva sin dificultad y sin dolor) que actúa como amortiguador. Entre los huesos de las rodillas hay dos discos de tejido conectivo en forma de cuarto creciente, llamados meniscos, que también actúan como amortiguadores para acolchonar la parte inferior de la pierna del peso del resto del cuerpo.

Los desgarros de menisco se producen durante los movimientos de rotación cuando se carga peso, como por ejemplo, cuando se tuerce la parte superior de la pierna y se mantiene el pie en el lugar durante la práctica de deportes y otras actividades. Los desgarros pueden ser menores, en ellos el menisco permanece conectado a la rodilla, o mayores en los cuales el menisco queda unido a la rodilla por un hilo de cartílago.

¿Cuáles son los síntomas de un menisco desgarrado?

A continuación se mencionan los síntomas más comunes de un menisco desgarrado. Sin embargo, cada persona puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor, en especial al mantener la rodilla recta

  • Inflamación y rigidez

  • La rodilla puede hacer un chasquido o trabarse

  • Se puede sentir debilidad en la rodilla

Los síntomas de un menisco desgarrado pueden ser similares a otras afecciones o problemas médicos. Siempre consulte la médico para que le de un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica un menisco desgarrado?

Además de una historia clínica completa y un examen físico, los procedimientos de diagnóstico para un menisco desgarrado pueden incluir lo siguiente:

  • Radiografía. Una prueba de diagnóstico que usa haces de energía electromagnética invisible para producir imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una película.

  • Resonancia magnética (MRI, por su sigla en inglés). Un procedimiento de diagnóstico en el cual se emplea una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo. A menudo, permite establecer si existen daños o una enfermedad en un ligamento o músculo circundante.

  • Artroscopia. Procedimiento de diagnóstico mínimamente invasivo que se utiliza para afecciones de las articulaciones. En este procedimiento se emplea un pequeño tubo óptico iluminado (artroscopio) que se inserta en la articulación a través de una incisión pequeña que se realiza en la articulación. Las imágenes del interior de la articulación se proyectan en una pantalla y se utilizan para evaluar cualquier cambio degenerativo o artrítico en la articulación, para detectar enfermedades y tumores de los huesos y para determinar las causas de la inflamación o dolor de los huesos.

Tratamiento para un menisco desgarrado

El tratamiento específico para un menisco desgarrado lo determinará el médico de acuerdo con:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia clínica

  • La gravedad de la lesión

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • Sus expectativas respecto de la evolución de la lesión

  • Su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir:

  • Hielo

  • Medicamentos, como por ejemplo ibuprofeno

  • Ejercicios de fortalecimiento muscular

  • Cirugía artroscópica

Desgarro del menisco

Una de las partes más frecuentemente lesionadas de la rodilla, el menisco, se encuentra donde los huesos principales de la pierna se conectan.

Más información

Artritis ReumatoideRheumatoid Arthritis

Artritis Reumatoide

¿Qué es la artritis reumatoide?

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica que provoca la inflamación de las articulaciones. La inflamación puede volverse tan severa que pueden verse afectadas la función y la apariencia de las manos, así como otras partes del cuerpo. En la mano, la artritis reumatoide puede causar deformidades en las articulaciones de los dedos, dificultando el movimiento de los dedos. Los bultos, conocidos como nódulos reumatoides, pueden formarse sobre las articulaciones pequeñas de las manos y de la muñeca.

La artritis reumatoide juvenil (su sigla en inglés es JRA) es una forma de artritis que se presenta en los niños de hasta 16 años y que produce inflamación y rigidez de las articulaciones durante más de seis semanas. A diferencia de la artritis reumatoide de los adultos, que es crónica y dura toda la vida, los niños suelen superar la artritis reumatoide juvenil. Sin embargo, la enfermedad puede afectar al desarrollo de los huesos en los niños en edad de crecimiento.

¿Qué causa la artritis reumatoide?

Se desconoce la causa exacta de la artritis reumatoide. La artritis reumatoide es un trastorno autoinmunológico, es decir, que el sistema inmunológico del cuerpo ataca a sus propias células y tejidos sanos. La respuesta del cuerpo provoca la inflamación en y alrededor de las articulaciones, lo que puede llevar a la destrucción del sistema esquelético. La artritis reumatoide puede también tener efectos devastadores en otros órganos, como el corazón y los pulmones. Los investigadores creen que determinados factores, incluyendo la herencia, pueden contribuir al inicio de la enfermedad.

La artritis reumatoide afecta más a las mujeres que a los hombres (el 70 por ciento de las personas que tienen artritis reumatoide son mujeres). La enfermedad ocurre con mayor frecuencia entre las edades de 30 y 50 años.

¿Cuáles son los síntomas de la artritis reumatoide?

Las articulaciones que con mayor frecuencia resultan afectadas por la artritis reumatoide son las de las manos, las muñecas, los pies, los tobillos, las rodillas, los hombros y los codos. La enfermedad generalmente causa inflamación simétrica en el cuerpo, es decir, que las dos articulaciones a ambos lados del cuerpo resultan afectadas. Los síntomas de la artritis reumatoide pueden empezar de forma repentina o gradual. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la artritis reumatoide en las manos. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Dolor.

  • Rigidez.

  • Hinchazón de las articulaciones.

  • Disminución del movimiento.

  • Dolor que empeora con el movimiento de las articulaciones.

  • Pueden notarse bultos sobre las articulaciones pequeñas.

  • Dificultad para realizar las actividades diarias (su sigla en inglés es ADL), como atarse los zapatos, abrir frascos o abotonarse la camisa.

  • Disminución de la capacidad de agarrar o pellizcar.

  • Fatiga.

  • Fiebre ocasional.

Los síntomas de la artritis reumatoide pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la artritis reumatoide?

El diagnóstico de la artritis reumatoide puede resultar difícil en las primeras etapas de la enfermedad porque los síntomas pueden ser muy leves y no se detectan alteraciones en los rayos X ni en los exámenes de sangre. Además del examen físico y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar la artritis reumatoide pueden incluir los siguientes:

  • Rayos X. Examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para producir imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa.

  • Aspiración de la articulación. Consiste en extraer una muestra del líquido de la bolsa inflamada para descartar que la causa pueda ser gota o una infección.

  • Biopsia (del tejido de los nódulos). Procedimiento en el que se extraen muestras de tejido (con una aguja o durante la cirugía) del cuerpo para examinarlas con un microscopio con el fin de determinar si existen células cancerosas o anormales.

  • Exámenes de sangre (para detectar ciertos anticuerpos, llamados factor reumatoide, y otros indicadores de artritis reumatoide).

Tratamiento de la artritis reumatoide

El tratamiento específico de la artritis reumatoide será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.

  • Qué tan avanzada está la condición.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la condición.

  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Medicamentos. Algunos medicamentos pueden ser utilizados para el alivio del dolor, otros medicamentos se usan para tratar la inflamación y finalmente se utilizarán algunos medicamentos para retardar el progreso de la enfermedad. Dependiendo de sus síntomas y preferencias, su médico puede tratar con uno o más tipos de tratamientos. 

  • Férula. Pueden utilizarse férulas para ayudar a proteger las articulaciones y fortalecer las articulaciones débiles.

  • Fisioterapia. Puede utilizarse la fisioterapia para ayudar a aumentar la fuerza y movimiento de las zonas afectadas.

  • Cirugía. Puede realizarse cirugía si fallan las opciones de tratamiento anteriores. La decisión de la cirugía debe realizarse consultando con su médico. La reparación o reconstrucción de la mano y la muñeca pueden realizarse de varias maneras, incluyendo las siguientes:

    • Limpieza quirúrgica. Esta opción puede realizarse en los pacientes que tienen artritis reumatoide u otros tipos de artritis de la mano. Los tejidos inflamados y enfermos de las manos pueden eliminarse para ayudar a aumentar la función.

    • Sustitución de articulaciones. Este tipo de cirugía, también llamada artroplastia, puede utilizarse en las personas que tienen artritis severa en la mano. Esta opción puede realizarse en los pacientes de más edad, que tienen un nivel de actividad más bajo. La sustitución de la articulación puede brindar una disminución del dolor y un aumento en la función de las manos y los dedos. Esto consiste en reemplazar una articulación que ha sido destruida por el proceso de la enfermedad por una articulación artificial. Esta articulación artificial puede estar hecha de metal, plástico, goma de silicona o del propio tejido del paciente (como un tendón).

    • Fusión de articulaciones. Esta opción normalmente consiste en quitar la articulación y fusionar los dos extremos de los huesos. Esto forma un hueso largo, sin articulación. Esta opción normalmente se utiliza en pacientes que tienen artritis avanzada. Después de la fusión del hueso, se elimina el movimiento en la articulación fusionada.

Es importante recordar que la cirugía no corrige la enfermedad subyacente. Sólo ayuda a corregir las deformidades causadas por la enfermedad. La artritis reumatoide puede seguir causando problemas en la mano, e incluso puede requerir más cirugías. Es necesario un seguimiento cuidadoso por parte de su médico para un control óptimo de esta enfermedad.

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica, caracterizada principalmente por la inflamación del revestimiento de las articulaciones.

Más información

ArtrosisOsteoarthritis

Artrosis

¿Qué es la osteoartritis?

La osteoartritis, la forma más frecuente de artritis, es una enfermedad crónica degenerativa de las articulaciones que afecta principalmente a los adultos de edad media y a los ancianos. La osteoartritis se caracteriza por la desintegración del cartílago articular. A pesar de que puede ocurrir en cualquier articulación, por lo general afecta las manos, rodillas, caderas o columna vertebral. Esta enfermedad recibe también los nombres de artritis degenerativa y de enfermedad articular degenerativa.

Ilustración de un empalme artrítico de la cadera
Click Image to Enlarge

¿Cuál es la causa de la osteoartritis?

La osteoartritis puede clasificarse como primaria o secundaria. La osteoartritis primaria es de causa desconocida, mientras que la osteoartritis secundaria es la producida por otra enfermedad, una infección, una lesión o una deformidad. La osteoartritis se caracteriza por la desintegración del cartílago de la articulación. A medida que el cartílago se va desgastando, los extremos de los huesos se hacen más densos, formando crecimientos óseos o espolones que interfieren con el movimiento de la articulación. Además, trocitos de hueso y de cartílago pueden flotar en el espacio articular, y se pueden formar quistes llenos de líquido que limitan la movilidad de la articulación. Varios factores de riesgo están asociados con la osteoartritis, incluyendo los siguientes:

  • Herencia. Los defectos leves de las articulaciones, las articulaciones dobles (laxitud) y los defectos genéticos pueden contribuir al desarrollo de la osteoartritis.

  • Obesidad. El exceso de peso puede, con el tiempo, suponer un estrés excesivo sobre algunas articulaciones, como por ejemplo las rodillas.

  • Lesiones o el uso excesivo. Lesión importante en una articulación, por ejemplo la rodilla, puede producir osteoartritis. Las lesiones pueden aparecer también como consecuencia del uso excesivo o del uso inadecuado de forma repetida durante un periodo largo de tiempo.

¿Cuáles son los síntomas de la osteoartritis?

El síntoma más frecuente de la osteoartritis es el dolor articular tras el exceso de utilización o la inactividad prolongada de la articulación. Generalmente, los síntomas de la osteoartritis van progresando lentamente con el paso de los años. Los siguientes son los síntomas más comunes de la osteoartritis. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor en las articulaciones.

  • Rigidez de las articulaciones, especialmente tras un período de sueño o de inactividad.

  • Limitación del movimiento de la articulación a medida que progresa la enfermedad.

  • Molienda de las articulaciones al moverlas (en las fases más avanzadas de la osteoartritis) a medida que el cartílago se va desgastando.

Los síntomas de la osteoartritis pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la osteoartritis?

Además de una completa historia clínica y examen físico, la forma más común para diagnosticar la osteoartritis en un conjunto es por radiografía.

Tratamiento de la osteoartritis

El tratamiento específico de la osteoartritis será determinado por su médico basándose en:

  • Su edad, su estado general y su historia médica.

  • Que tan avanzada está la condición.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.

  • Su opinión o preferencia.

Los objetivos del tratamiento de la osteoartritis son reducir el dolor y la rigidez de las articulaciones, y mejorar el movimiento de las articulaciónes. El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • El ejercicio. La gimnasia aeróbica regular y los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento pueden ayudar a aliviar los síntomas y el dolor asociados con la osteoartritis.

  • La aplicación de calor. Aplicar calor sobre la articulación afectada puede ayudar a aliviar el dolor.

  • Fisioterapia y la terapia ocupacional. La fisioterapia y la terapia ocupacional pueden ayudar a reducir el dolor de las articulaciones, a mejorar su flexibilidad cuando se llevan a cabo las actividades cotidianas y a reducir el esfuerzo excesivo de la articulación.

  • Mantenimiento del peso. Mantener el peso adecuado o adelgazar (en caso de obesidad) puede ayudar a evitar o reducir los síntomas de la osteoartritis.

  • Medicamentos. Los medicamentos para síntomas específicos pueden incluir los calmantes del dolor (en píldoras o en forma de cremas) y los medicamentos antiinflamatorios si existe inflamación.

  • Inyección de líquidos espesos en el interior de las articulaciones. Estos líquidos imitan el líquido normal de las articulaciones.

  • Cirugía articular. A veces es necesaria la cirugía para reparar o sustituir una articulación gravemente dañada.

Artrosis

La artrosis es un tipo de artritis causada por la descomposición y la pérdida eventual del cartílago de una o más articulaciones.

Más información

Servicios de traumatología en Baylor

El programa de trauma ortopédico (Orthopedic Trauma Program) de Baylor Dallas ofrece un tratamiento accesible y completo para los pacientes con lesiones severas músculo-esqueléticas y condiciones ortopédicas complejas.

Encuentre un especialista